Lo que debes saber sobre el pintor Hermenegildo Bustos

Hablar de los personajes ilustres que Guanajuato ha dado al mundo a lo largo de la historia, enlista una importante cantidad de mujeres y hombres que en distintos momentos han destacado por sus aportaciones y sus obras, como personas notables en el estado y más allá de sus límites.

En el arte, destaca un personaje que poco a poco gana un mayor espacio en la historia del estado por sus obras, que han quedado como parte de su legado y que cada día son más reconocidas en diferentes espacios del arte mexicano.

Se trata de Hermenegildo Bustos, hijo ilustre de Purísima del Rincón, que en algún momento de la historia, su tierra llevó su nombre, al ser parte de la identidad de uno de los denominados Pueblos del Rincón, región al poniente del estado, caracterizada por el comercio y el emprendimiento.

Orígenes

De raíces humildes, su padre, el campanero del pueblo y su madre, de tradición campesina, no fue obstáculo para que él despertara su afición por la lectura, como una manera de conocer el mundo más allá de sus posibilidades.

Autorretrato, 1891.

Sus inicios en la pintura

Algunas fuentes biográficas mencionan que Hermenegildo Bustos tuvo influencia en su afición al arte, de un pintor de apellido Herrera, pero en mayor parte se le atribuye su talento a una formación autodidacta, es decir, él solo fue perfeccionando su técnica.

Don José Bustos, padre de Hermenegildo Bustos, 1852.

Su especialidad

Hermenegildo Bustos se auntodefinía como un pintor aficionado, sin embargo, cada vez más personas solicitaban de sus servicios al especializarse en los retratos, adoptando el estilo ‘Colonial’, como el que definió años más tarde su técnica y temática preferida para pintar.

Matías Aranda, 1892

Su obra le ganó fama entre la población

Durante su vida, Hermenegildo realizó varios oficios, como nevero y carpintero ebanista, lo que le ayudó a hacerse de buen nombre entre los habitantes del pueblo, al combinarlo con su afición a los retratos que cada vez le pedían realizar con más fecuencia.

Retrato

El realismo de sus obras, su marca registrada

Sus inicios como retratista los realizó con clérigos, ya después, familias del pueblo solicitaron sus servicios inicialmente con retratos individuales y más tarde, con retratos familiares; todos con la característica de ser fieles copias de los rostros, como si fueran fotografías, con un estilo sólo visto en Europa.

Familia

En búsqueda de otros temas

En su obra, se encuentra una etapa momentánea donde deja a un lado el retrato y se adentra a pintar naturaleza muerta; esta obra no es la más popular del pintor, sin embargo aún hay algunas pinturas que dan prueba de este periodo del pintor.

Bodegón

¿Donde se puede apreciar su obra?

Las pinturas y retratos de Hermenegildo Bustos están dispersas en varios espacios, destaca la Alhóndiga de Granaditas, que en una de sus alas se encuentra una sala dedicada a su obra, además de la Universidad de Guanajuato, que con motivo del aniversario de su natalicio, ha montado varias exposiciones, y recientemente, el Museo Soumaya en la ciudad de México y el MUNAL del INBA cuentan con algunas piezas de su autoría.

Francisca Valdivia, 1856.

Un personaje ilustre para Purísima

En Purísima del Rincón, la tarscendencia del pintor nacido en esas tierras ha sido motivo de orgullo, a tal grado que en algún momento, el nombre oficial fue Purísima de Bustos, y ahora la antigua casa de la cultura ha sido remodelada y convertida en el Museo Hermenegildo Bustos, donde también se encuentra parte del acervo del pintor.

Datos curiosos

A pesar de haber ganado fama en la región y fuera del estado, Hermenegildo Bustos nunca salió de su tierra, su influencia surgió de libros y obras que el pintor tuvo en sus manos, sin otra referencia fuera de su terruño.

Don Segundo Gutiérrez, 1864.

Se cuenta que el presidente Benito Juárez pasó por Purísima y en su visita Hermenegildo Bustos hizo un bosquejo de su retrato a lápiz, que fue destruido tras la muerte del autor en 1907, en época del Porfiriato.

Deja un comentario