La casa surrealista que debes visitar en San Miguel de Allende

En San Miguel de Allende existe un espacio donde la realidad y la fantasía se mezclan para crear una experiencia visual impresionante. Se trata de una casa, que es propiedad privada, y que tiene cientos de seguidores ansiosos por conocerla año con año.

Es conocida como Ranchito Cascabeles o Timmyland, en honor a su dueño Tim Sullivan quien buscaba tener una propiedad “encantada”. Encargó dicho proyecto a su vecino, el arquitecto Steve Kornher, y al diseñador Bob Hoss hace 20 años y la idea es que quería un sitio donde «todo fuera posible».

“La belleza de estar en San Miguel: el campo, la libertad y los recursos (fauna, arte, etc.) no fueron más que estímulos para creer que todo es posible. Llegar al límite. Y esa fue la idea detrás de este espacio”, dijo Sullivan en una entrevista con “Vice”.

La casa ubicada en Montecillo de la Milpa es un espacio surrealista inspirado en la arquitectura de Antonio Gaudí, el icónico representante del modernismo catalán cuyas obras están inspiradas en la naturaleza y tienen un simbolismo religioso, sin duda, su obra más reconocida es el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, ubicado en Barcelona, España.

Cada una de las esculturas que conforman el espacio tienen un significado personal para Sullivan, por ejemplo, las serpientes que enmarcan la entrada, las cuales fueron diseñadas por Bill Montgomery, un artista texano experto en reptiles que las diseñó de manera artística, y no «tenebrosa», como lo solicitó el propietario.

Al recorrer el sitio, podrás encontrar elementos que fueron creados por vecinos y artesanos de San Miguel de Allende, algunos de ellos, realizados a base de vidrio soplado, un arte característico del lugar. Por si fuera poco, el «ranchito” también incluye arquitectura sustentable, como paneles solares y baños secos.

Si viajas con tu familia, también hay espacios para descansar y comer dentro del lugar, como, por ejemplo, debajo de una enorme flor. Pero recuerda, debido a que es propiedad privada, el acceso al público es limitado, por lo que si quieres visitarla, tendrás que acercarte a una de las agencias turísticas que ofrecen recorridos. Sin duda, algo que no debes perderte en tu próxima parada por SMA.

Deja un comentario