¿Por qué la revista Time nombró a Greta Thunberg personaje del año 2019?

La activista sueca de apenas 16 años, Greta Thunberg se ha convertido en el símbolo de toda una generación que busca hacerse escuchar en la discusión global del cambio climático.

La joven empezó a protestar frente al parlamento de su país con un cartel que exigía acciones contra el calentamiento global, y su reconocimiento ha ido escalando desde que inició el movimiento ‘Viernes por el Futuro‘ y ha llegado incluso a hablar en foros internacionales de la talla del COP25.

El cartel que sostenía frente al parlamento decía ‘skolstrejk för klimatet‘, que se traduce como “Huelga escolar por el clima”.

Thunberg ‘ha hablado ante jefes de estado en las Naciones Unidas, se ha reunido con el papa, ha discutido con el presidente de Estos Unidos y ha inspirado a cuatro millones de personas para que se unieran en una huelga global por el clima el 20 de septiembre’, comenta la revista Time en la ficha resumen, y remarcó que los ‘Viernes por el Futuro‘ han sido ‘las manifestaciones más grandes por el clima en la historia humana’.

Thunberg, de 16 años de edad, ha pasado de ser una militante solitaria con un cartel pintado a mano a ser quien ha alentado a los pueblos en más de 150 países a salir a la calle en defensa del planeta que compartimos.

Resultado de imagen de greta thunberg en la onu"

Estamos en el comienzo de una extinción masiva, y de lo único que puedes hablar es de dinero y cuentos de hadas del crecimiento económico eterno. ¿Cómo se atreven?‘, increpó la activista climática de 16 años a los miembros de la ONU en septiembre.

En su discurso en la Conferencia de las Partes (COP25) del Acuerdo de París, que se lleva a cabo en Madrid hasta el 13 de diciembre, Greta volvió a ser contundente contra las generaciones más grandes: En la lucha contra el cambio climático ‘hay esperanza, pero no viene de los gobiernos, ni de las empresas, sino de la sociedad y las personas, que son las que comienzan a despertar‘ y a liderar la lucha contra esta emergencia.

No hay un sentimiento de emergencia entre nuestros líderes, porque si lo hubiera tendrían un cambio en su conducta‘, expresó la activista.

Deja un comentario