¿Por qué el DACA salvó a 70 mil jóvenes guanajuatenses de ser deportados de EU?

Luego de que la Suprema Corte de los Estados Unidos decidió mantener el programa Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), pese a la oposición del presidente Donald Trump, hoy 70 mil jóvenes guanajuatenses han librado una eminente deportación.

Líderes de migrantes guanajuatenses en la Unión Americana señalaron esta decisión como un triunfo para las organizaciones pro-migrantes y para los grupos de estudiantes que están en el programa DACA como un respaldo total para su permanencia.

Son personas que retribuyen a este país con creces, con lucha y esfuerzo con sus empleos y estudiando; ellos siguen con la lucha constante porque el gobierno del presidente Trump constantemente ha tratado de afectar a la comunidad migrante al tratar de cancelarloseñaló Omar Silva Aguilar, abogado pro-migrante e integrante de la Cooperativa Campesina de California.

No tenemos miedo a la Administración Trump” – Inmigración.com

El activista mencionó que que los jóvenes DACA, son brillantes, el trabajo que realizan, el esfuerzo y la contribución es importante, es una victoria que beneficia a México, porque la gran mayoría son de origen mexicano.

De acuerdo a cifras dadas por el titular de la secretaría del Migrante Guanajuatenses y sus familias, Juan Hernández, se estima que son unos 70 mil Dreamers guanajuatenses y que se tienen en contacto constante con ellos.

El funcionario estatal expresó que la Suprema Corte tomó una decisión acertada que le hace justicia a miles de jóvenes que no pidieron venir en su infancia a Estados Unidos, que son consecuencia de migración.

¿Qué es el DACA?

DACA es un programa que otorga permisos de estadía y trabajo de dos años renovables, dirigido a las personas que llegan a los Estados Unidos y no tienen papeles. Sin embargo, no garantiza que el beneficiario obtenga la ciudadanía o la residencia permanente.

Fue creado por decreto por el entonces presidente Barack Obama, el 15 de junio del 2012.

Deja un comentario