En GTO, las JULCAS se convertirán en Centros de Conciliación Laboral

El Congreso de Guanajuato aprobó una reforma de ley que busca mejorar la justicia laboral conciliatoria que actualmente realizan las Juntas de Conciliación y Arbitraje (JULCAS), y ahora estará a cargo de los Centros de Conciliación Locales, y tendrán personalidad jurídica y patrimonio propios.

Con esta modificación, las conciliaciones que realizaban las denominadas JULCAS quedarán relegadas cuando entre en funciones el Centro de Conciliación y Registro Laboral, y se dedicarán exclusivamente a dar resolución a los asuntos de los que ya tenía conocimiento hasta antes de que entrarán en vigor los nuevos centros de conciliación.

Guanajuato vive uno de los momentos más comprometidos con su desenvolvimiento laboral, y coincidimos en que es momento de establecer una institución conciliadora como método de solución alternativa, con personal profesional capacitado y a la altura de la responsabilidad de ejercer la justicia laboral‘, explicó el diputado Guadalupe Vera.

Cierra Conciliación y Arbitraje; atenderán en línea y por teléfono

La justicia laboral conciliatoria se desgastó a través de los años, con procesos sumamente largos, debido a que en los conflictos difícilmente comparecían los patrones; los trabajadores duraban años para poder obtener justicia o resultaba en procesos sumamente caros, al punto en que se acumularon los expedientes a resolver por los tribunales del trabajo.

El Centro de Conciliación Laboral será parte de la administración pública como un organismo descentralizado, pero ligado a la Secretaría de Gobierno. Además, se contempla la creación de delegaciones regionales, conciliadores y notificadores, así como de un Órgano Interno de Control y un Instituto de Capacitación y Formación en Conciliación.

Deja un comentario