Así es como GTO evita casos de corrupción en obra pública

Guanajuato se convirtió en 2019, en el primer estado del país en auditar obras de infraestructura de manera certificada, a través de la creación de su propio Laboratorio de Obra Pública.

Nace de la necesidad de verificar y corroborar de manera objetiva y transparente que el uso de los materiales en las obras del gobierno se haya realizado en los términos contratados, para fortalecer los procesos de fiscalización, al prevenir y sancionar todo acto de corrupción.

Este organismo actualmente cuenta con 22 pruebas certificadas y tiene 7 pruebas más en vías de certificación, lo que lo pondría a la cabeza a nivel nacional en materia de transparencia en obra pública.

A un año y dos meses de su arranque, el laboratorio ha logrado realizar observaciones por 80 millones de pesos en obra a los municipios ordenados por el congreso del estado a través de la Auditoria Superior del Estado de Guanajuato.

Todos los resultados de los peritajes realizados, se publican a través de la página oficial de la Auditoria Superior del Estado de Guanajuato (ASEG). Se trata de información pública y transparente.

Y es que, como parte de los mecanismos de anticorrupción, una vez que las observaciones son realizadas, resta dar continuidad al proceso de recuperación del recurso, por lo que las acciones legales ante las instancias judiciales son el siguiente paso.

Resultados visibles

A través del laboratorio se identificaron observaciones por 30 millones de pesos en obra pública al gobierno del ex alcalde de Salamanca, Antonio Arredondo y de la actual alcaldesa Beatriz Hernández, además de una auditoria integral próxima a publicarse, realizada al municipio de Acámbaro.

A nivel nacional, ocho estados cuentan con un laboratorio de este tipo, pero sólo Guanajuato y Nuevo León cuentan con 22 pruebas certificadas ante oranismos expertos en el tema.

El estado lidera este ranking, ya que actualmente tiene siete pruebas más en vías de certificación, así como ocho métodos pendientes de acreditar; cinco en geotecnia y tres en mezclas asfálticas.

Deja un comentario