Denuncian en GTO a ‘Servidores de la Nación’ por desvío de recursos

Ya son 16 las denuncias penales presentadas por ciudadanos padres de familia de distintas comunidades del noreste de Guanajuato, derivadas de presuntas irregularidades cometidas en el programa federal ‘La Escuela es Nuestra‘ por funcionarios federales denominados ‘Servidores dela Nación’.

Son 4 las denuncias interpuestas ante el Ministerio Público en el municipio de San José Iturbide y el resto en Santa Catarina, en los ejidos de El Copudo, Corral Falso y Paredes, todas por el delito de abuso de confianza.

En contexto

María Arisbeth García Monjarás, subdelegada federal y servidora pública de la llamada Cuarta Transformación en la región noreste de Guanajuato, recientemente fue acusada de hostigamiento para apoderarse del apoyo económico otorgado para obras de mejora de las escuelas de la zona.

Integrantes del Comité de Padres de Familia del preescolar Sor Juan Inés de la Cruz, de la comunidad Cañada de Higueras, en el municipio de Victoria, denunciaron que la funcionaria federal de la Secretaría del Bienestar, utilizó el programa ‘La Escuela Es Nuestra‘, para defraudar a los beneficiarios.  

María Arisbeth obligó y manipuló a los beneficiados para conseguir retirarles el fondo económico entregado directamente a los propios Padres de Familia y les aseguró que ‘así es el proceso para lograr la ejecución de obras y mejoras en los centros educativos‘. 

El delegado Federal de Programas de la 4T en Guanajuato, Mauricio Hernández Núñez y la subdelegada María Arisbeth García Monjarás.

No actúa de acuerdo al mandato de AMLO

De acuerdo a lo establecido por el propio presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la solicitud de la funcionaria no está argumentada ni aparece en las reglas operacionales del programa federal.  

El apoyo económico, se entrega directamente a los padres de familia de las escuelas para evitar corrupción‘, en palabras del propio López Obrador. El apoyo debe ser utilizado para mejoras en la infraestructura del espacio educativo y/o para compra de equipo escolar y/o para compra de útiles.  

De acuerdo a las indicaciones de López Obrador, el dinero no lo deben tocar los servidores de la nación, ni personas ajenas a los beneficiados. Al parecer, a la subdelegada se le olvidaron las palabras del presidente. Ella les pide de regreso el dinero, con el argumento que será utilizado para los pagos del contratista.

Del total entregado para las mejoras, la ‘servidora de la nación’ pide la cantidad de 150 mil pesos, y asegura que ‘así es el movimiento para que la obra quede por iniciada‘. Estrategia en la que además les advierte, no podrá entregarles un comprobante sobre la transacción. 

Repiten la fórmula en otros municipios

El movimiento de la ‘servidora de la nación’ se ha registrado en por lo menos 7 escuelas de la región noroeste del estado, además de Cañada de Higueras, en Victoria; en poblados como Las Chivas, San Agustín, Romerillos y Milpillas del Pito. donde García Monjarás ha utilizado la misma estrategia.

En Tierra Blanca el modus operandi de los trabajadores de la 4T es igual. En este municipio, la trampa se ha identificado en 11 comunidades, en los poblados de Las Moras, La Estancia y El Cajón; al menos 11 padres de familia confiaron y entregaron el dinero a Socorro Mendieta, maestra que se ostenta como representante de los ‘servidores de la nación. 

Los padres de familia del preescolar de Cañada de Higuerillas relataron que la solicitud de la subdelegada federal les causó extrañeza. Las palabras de la funcionaria no coincidían con los estatutos informados al inicio del proceso para hacerse acreedores del programa.

Motivo por el cual prefirieron buscar orientación de las autoridades municipales. Esa guía, les sirvió para negarse a la propuesta de García Monjarás.  

Sin tener números precisos, la presidencia municipal de Victoria informó que otros padres de familia si cayeron en la trampa. Ellos no tienen un comprobante, ni nada que les aseguré el buen uso del fondo para beneficio escolar, entregado a María Arisbeth. 

Deja un comentario