¿Por qué el Hospital Móvil Covid-19 fue buena apuesta en GTO?

Desde su arranque de operaciones el pasado 17 de junio, el Hospital Móvil de Guanajuato se ha convertido en un importante aliado en la atención y combate contra la pandemia Covid-19, que puso a prueba la capacidad de los sistemas de salud a nivel global.

Su compra fue una decisión que vino a demostrar las fortalezas con las que cuenta el Sistema Estatal de Salud guanajuatense, considerado el mejor a nivel nacional por capacidad, infraestructura y transparencia en la administración de sus recursos.

En números

Hasta fines del mes pasado, en el Hospital Inflable Covid-19 se han atendido a 200 pacientes diagnosticados positivo a Covid-19, de los cuales, 160 han sido dados de alta, 39 trasladados a otros hospitales por complicaciones adicionales a esta enfermedad y sólo un fallecimiento reportado.

El hospital cuenta con 40 camas, 24 médicos, 48 enfermeras, siete camilleros, cuatro técnicos radiólogos, dos técnicos laboratoristas y dos psicólogos (matutino y vespertino).

Opera para labores de recuperación

El hospital es un lugar exclusivamente de recuperación, donde se reciben pacientes de San Francisco del Rincón, Purísima del Rincón, Silao, Ocampo, San Felipe, Dolores Hidalgo y de la capital del estado. El criterio para el ingreso es que no el paciente no esté grave y no requiera intubación.

Auxilia a pequeños centros de salud

Este hospital está catalogado como de concentración y de apoyo, en atención a las unidades médicas más pequeñas de los municipios de los que recibe pacientes, ya que cuentan con pequeños pabellones de hospitalización y así continúen con su servicio de forma regular.

La unidad trabaja bajo el modelo de urgancias médicas

La operación del Hospital Móvil Covid-19 quedó en manos del jefe del Sistema de Urgencias del Estado de Guanajuato (SUEG), el doctor Omar Rojas Tapia, quien literal armó no solo las estructura y al propio hospital, sino también a su equipo de trabajo.

Ingresamos a personas que ya fueron valoradas en otra unidad médica del mismo Sector Salud en donde iniciaron su tratamiento, que están ya diagnosticadas y con una prueba positiva para Covid-19‘, señala el coordinador y explica los motivos por los cuales no ingresa otro tipo de paciente.

El titular del Hospital señala que Justamente por eso, es operado por el Sistema de Urgencias, porque sólo se reciben pacientes que vienen de otra unidad que previamente avisa de la canalización de los pacientes a ingresar.

Acá no entra nadie por cuenta propia. Son Instalaciones privadas, gracias a la Universidad de Guanajuato que nos prestó las instalaciones. No se recibe a nadie que venga por un medio particular o que llegue caminando. Cuando ha pasado, se les da la indicación para que acudan al Hospital General‘, detalló Rojas Tapia.

Sin dejar de reconocer el riesgo que resulta estar infectado de Coronavirus, el paciente se levanta, se baña, come por sí solo. No es igual al que se le tiene que dar ventilación mecánica y por eso, esos casos mandan a un lugar más adecuado para su tratamiento.

Datos técnicos

El hospital móvil está conectado a un transformador de la CFE y hay una planta eléctrica que lo puede alimentar hasta por 12 horas continúas si todos los focos y aparatos están conectados. El tiempo que tarda la planta en entrar, si se va la luz es de menos de dos minutos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-46.png

Su estructura es de lona textil, con muros de un metro de ancho, ventilación en todos los módulos que están unidos con cierres. En la parte interna tiene una estructura de metal que sostiene los techos en caso de que se desinfle.

Los techos tienen una altura de 3 y 4 metros; el piso tiene un declive para que el agua pluvial se vaya a los lados. El piso es de cemento cubierto de vinil antiestática.

La superficie que ocupa es de dos mil 500 metros cuadrados. Cuenta con dos módulos de baños (para mujeres y hombres) de cuatro espacios y dos regaderas cada uno.

Deja un comentario