La Casa Museo de José Alfredo Jiménez, una joya en Dolores Hidalgo

Guanajuato cuenta con atractivos turísticos que le dan un toque especial a cada una de sus ciudades y comunidades, donde todos pueden disfrutar de gran variedad en cultura y tradición.

Así es el caso de Dolores Hidalgo, Cuna de la Independencia Nacional, y además, Pueblo Mágico de este estado, que también ha tenido la dicha de contar con un sitio alusivo a su hijo predilecto, la Casa Museo de José Alfredo Jiménez.

El hogar del ‘Hijo del Pueblo

Este museo fue la casa original del cantautor mexicano y es por ello que su estructura oor demás muy interesante, ya que se puede apreciar partes de la construcción 100% originales del lugar donde pasó su infancia.

Un museo joven pero con mucha historia

Como museo, lleva abierto al público apenas 12 años, creado con la intención de brindar a los amantes de la música regional mexicana, la oportunidad de admirar algo de uno de sus más grandes exponentes, al que miles de visitantes ya han tenido la oportunidad de visitar.

Un lugar que te transporta en el tiempo

En este museo se pueden apreciar valiosos recuerdos de la infancia del compositor guanajuatense, como su triciclo con el que jugaba de niño, así como la bella cocina original, donde seguramente disfrutó de deliciosos platillos, de la tradicional gastronomía de Guanajuato.

El hombre, el mito, la leyenda

El museo muestra también sus grandes obras plasmadas en viniles decorativos por las diversas salas de exhibición del lugar, al igual que se exponen viniles con las escenas más importantes en las películas del cine de oro, donde actuó junto figuras del cine mexicano.

‘La vida no vale nada’

Al interior de la casa, existe un patio donde se encuentra una lápida en su honor, con la frase que caracteriza al estado «La vida no vale nada» está lápida se encuentra en forma de libro abierto y demuestra la fecha de nacimiento del cantautor, así como su fecha de defunción.

El retablo donde se posa se hizo tiempo después de que falleciera, ya que había pedido que no se le hiciera ningún lujo a su tumba, incluso sobre una placa de madera y pintada a mano es como el cantante quería plasmar la célebre estrofa del corrido ‘Camino de Guanajuato’.

Las salas

El museo cuenta con ocho salas de exhibición, cada una con el nombre de una canción, donde se pueden encontrar objetos personales y el gran legado musical del cantautor que ha sido reconocido como una figura de talla mundial y máximo exponente de la música vernácula mexicana.

Ese pueblo de Dolores‘, espacio dedicado a la infancia de José Alfredo en esta ciudad y su posterior traslado de su familia junto con él a la Ciudad de México, al fallecer su padre.

Cuatro caminos‘, hace referencia a los primeros trabajos y comienzo de su carrera artística.

Qué suerte la mía’, cuenta con una colección de las presentaciones en la radio y sus primeras grabaciones y su ascendente éxito.

Paloma querida‘, muestra el noviazgo y matrimonio con Paloma Gálvez, referido por un cancionero interactivo con módulos de consulta que presentan su extensa producción musical.

El Rey‘, muestra los triunfos del compositor a lo largo de dos décadas, en las que compuso alrededor de 300 canciones y grabó decenas de discos.

Estoy en el rincón de una cantina‘, presenta los excesos y vanalidades del medio artístico, a los que José Alfredo estuvo expuesto.

La vida no vale nada‘, narra y presenta la prematura muerte de José Alfredo y su última presentación en público.

Olvídate de todo menos de mí‘, una sala dedicada a la permanencia de sus canciones que, además de constituir una parte fundamental de la música ranchera, son adaptadas e interpretadas por cantantes de otros géneros.

Actualmente. el museo es dirigido por la familia Jiménez, y desde su apertura, ha sido todo un éxito en Dolores Hidalgo.

Se considera como un centro cultural, cuenta también con una sala de usos múltiples, un patio y una huerta, donde se organizan exposiciones temporales, ciclos de cine, conferencias, programas musicales y presentaciones de libros, entre otras actividades.

Deja un comentario