Arturo ‘Mano Santa’, un guerrero del basquetbol

Guanajuato cuenta entre sus personajes más emblemáticos con uno de los deportistas que marcó un antes y un después dentro de la historia reciente no sólo del estado, sino del país.

Nos referimos a Arturo Guerrero, un leonés virtuoso cuyo talento lo llevó a escribir las mejores páginas de llamad era romántica del basquebol mexicano.

Sus orígenes

Desde pequeño, Arturo ya mostraba dotes para basquetbol, al tener altura y habilidad con el balón nunca antes vista para un pequeño que apenas iniciaba en un deporte aún impopular, que competía con el futbol, el beisbol, y la charrería, este último era un deseo de su padre quien murió cuando el recién cumplía nueve años.

Sus hermanos mayores fueron quienes lo alentaron a seguir en el deporte ráfaga, y a los diez años, ya competía a nivel nacional con la escuadra representante de Guanajuato en torneos interescolares infantiles e incluso en categorías superiores a las de su edad.

Una joven promesa en rápido ascenso

El descubrimiento de su verdadero potencial se dio cuando incursionó en el nivel universitario, cuando jugó su primer partido en México con la Universidad La Salle, contra la Universidad de las Américas, juego grabado en su memoria al anotar 52 puntos.

El ‘Mano Santa’

Aquel partido memorable de 52 puntos le valió el apodo que lo identificaría durante toda su carrera, ‘Mano Santa’, ya que propia boca del leonés, un comentarista que narró el juego, como no lo conocía, decía que aquel jugador ‘tiene una mano santa’, y de ahí surgió el famoso el mote.

El llamado a la Selección Mexicana

Aquella destacada actuación no sólo le trajo un apodo, también llamó la atención del entrenador Carlos Quintanar, encargado de formar la docena que representaría a México enlos Juegos Olímpicos de 1968, al ser el país el anfitrión de la justa. El llamado se dio en 1965, lo que convirtió el Centro Deportivo Olímpico Mexicano en el segundo hogar del deportista leonés.

Arturo Guerrero - Wikipedia, la enciclopedia libre

Antes de Olímpicos, dos pruebas importantes

Previo a representar al país anfitrión en los Juegos de México ’68, Arturo Guerrero ya enfundaba la casaca con el número 5 con el selectivo nacional, que tuvo participación en los Juegos Centromericanos y del Caribe México ’66; los Juegos Panamericanos Winnipeg ’67, y El mundial de la categoría en Uruguay, ese mismo año.

El sueño olímpico

‘Mano Santa’ representó a México en los juegos de ’68 con una digna participación, al quedar a un juego de subir al podio del medalleo al perder con Brasil en la ronda clasificatoria para acceder al Final Four, y terminar con 7 victorias y 2 descalabros. Una de las derrotas más dolorosas en la carrera del guanajuatense.

Básquetbol Mexicano on Twitter: "QUE IMAGEN: Moviendo la bola, Oscar  "Mochis" Ruiz. De frente un novel Arturo "nasi" Sanchez. Y con el #5 el  PROXIMO SALON DE LA FAMA @FIBA .... EL

Arturo Guerrero nuevamente participó en una justa olímpica en Montreal ’76, ocho años despúes de aquella hazaña donde México ha tenido su mejor participación histórica en Juegos Olímpicos al tener el apoyo de casa.

Los años de profesional

Arturo fue campeón en las temporadas ’70-’71 y ’72-’73 con el equipo de sus amores, los Lechugueros de León, en el extinto Circuito Mexicano de Basquetbol (CIMEBA), junto a los seleccionados Antonio Ayala, Samuel Campis y Roberto Nua.

¡Cinco veces se negó a ir a la NBA!

Su capacidad y efectividad en la duela, y su palmarés desde temprana edad, lo ubicaron como el mejor basquetbolista mexicano, lo que llamó la atención a algunos equipos de la mejor liga del mundo, la NBA, quienes le ofrecieron jugar y extrañamente se negó en al menos cinco ocasiones.

Los Rockets de San Diego (hoy, Houston), en el ’70; los Cleveland Cavaliers en el ’71; años más tarde, los Lakers y los Knicks, y en el ’79, los San Antonio Spurs. Guerrero explica que no eran los sueldos de ahora y no podías jugar Olímpicos al perder el estatus de amatéur, por eso dijo que no. ‘Me quedo con la cosquillita de saber qué hubiera pasado‘, confiesa en entrevistas.

Hizo historia en las copas del mundo

Como parte de la selección que disputpo las copas del Mundo de Uruguay ’67 y Puerto Rico ’74, para el primero jugó 8 encuentros en los que promedió 14 puntos, donde quedó entre los mejores 10 anotadores del certamen, mientras que para el segundo destacó por ser el mejor anotador con 27 tantos por juego con el .73 de porcentaje de tiros de campo.

Otro palmarés del guanajuatense fue cuando le anotó 42 unidades a la República Centroafricana, cosa que se mantiene en la historia de este torneo y por lo que se encuentra en el top 10 de la lista de jugadores con más puntos en un partido, junto a Oscar Schmidt, Drazen Petrovic, Dirk Nowitzki, entre otros.

El grupo de los 5

Durante muchos años, su historial deportivo lo colocó como unos de los cinco deportistas más importantes que México ha dado al mundo. Quizá las nuevas generaciones en otros deportes que han trascendido, lo hayan logrado desplazar de este puesto, sin embargo su nombre sigue siendo leyenda.

Como nadie más, disputó mil 359 partidos con la Selección Mexicana, hoy ya en una etapa como entrenador, primero de sus amados Lechugueros y recientemente tuvo un paso por la Selección Nacional Mexicana.

Deja un comentario