A un mes que entre en vigor el T-MEC, ¿qué viene para GTO?

En un mes entrará en vigor el Tratado México-Estados Unidos-Canadá de libre comercio, y con ello, Guanajuato se convierte en pieza clave para la fabricación de componentes automotrices y autopartes, pues buscará que empresas dedicadas a la proveeduría se instalen en la entidad.

Así lo aseguró el gobernador del estado Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, quien aseguró que con este nuevo tratado, Guanajuato tiene la posibilidad de atraer más inversiones a Guanajuatoal ser una opción por la mano de obra calificada con la que cuenta.

El mandatario guanajuatense señaló que se abre una ventana de oportunidad ante la crisis económica que se avecina, pues la grieta entre China y Estados Unidos se ha expandido, por lo que se apuesta a una gran oportunidad de inversión.

Con T-MEC va Guanajuato por proveeduría automotriz: Sinhue

Esto va a traer empresas que antes tenían en sus inversiones de proveeduría en China, con la necesidad de que estos proveedores estuvieran aquí por la cantidad de componentes que deben de tener y que irán subiendo conforme pasen los años. Guanajuato está listo y está preparado, tenemos un gran equipo de atracción de inversiones con una política pública y además hace muchos años, sabemos hacer las cosas‘, afirmó Rodríguez Vallejo.

El gobernador de Guanajuato precisó que la idea es ir más allá, pues el objetivo principal no solo es que empresas dedicadas a proveer al sector automotriz se instalen en el estado, sino estimular a productores de casa, a empresas guanajuatenses a producir sus propios componentes que compitan con los más altos estándares y tener una proveeduría cien por ciento local.

Lo interesante es que queremos apostarle que la proveeduría sea local, es decir en lugar de que tengas el proveedor de China que surte una pieza; animar a nuestros empresarios locales, a que se atrevan a innovar a diseñar y a realizar estas piezas con la mayor calidad para poderle surtir a la industria automotriz beneficiar la economía del estado‘, afirmó Diego Sinhue.

Existe una gran esperanza entre los fabricantes de autopartes y componentes automotrices pese a al escenario que ha planteado la pandemia por el coronavirus con la entrada en vigor del acuerdo comercial de Norteamérica que exige una mayor cantidad de insumos regionales, aunque se presenta el reto de adaptarse a requisitos más estrictos.

Rodríguez Vallejo dijo que la industria en general tiene plena confianza en la entidad pues logró consensar con la federación el aval para la reapertura ordenada del sector automotriz, lo que llevó a algunas empresas entre ellas Tesla a solicitarle su intercesión para destrabar la apertura de proveedores en otras entidades federativas.

Con información de Milenio.

Deja un comentario